La revista WirtschaftsWoche y Würth condecoraron a Henrik A. Schunk por ser un empresario con corazón.